El valor de tus datos

Vivimos en la época en que los datos son tan valiosos como el dinero. Es imposible desarrollar modelos de Big data o de aprendizaje maquina sin una gran cantidad de datos (el término “big data” puede ser una pista de lo importantes que son). Obtener estos datos es uno de los problemas más costosos de resolver a la hora de implementar estos modelos.

La necesidad de datos no termina ahí, para sacar rendimiento a estos modelos necesitan datos sobre los que aplicarlos. Imagínate que voy al banco a pedir un crédito y solo tienen mi nombre y apellidos, con eso su departamento de riesgos no va a poder evaluar cuanto “riesgo” supone darme un crédito. Necesitarán que rellene un formulario y les lleve varios documentos que les permitan valorar ese riesgo. En ese caso soy consciente de ello, pero en muchos otros no.

No sirve alimentar al sistema con datos a lo loco, estos datos necesitan tener algunas características:

Cantidad: se necesitan montones de datos para obtener un modelo. Obtenerlos es un proceso complicado y en algunos casos caro. Puede ser que no sea necesario recopilar los datos, que ya estén en bruto, pero que sea necesario “extraerlos”. Incluso es posible que digitalizarlos.

Procesar estos datos tiene un coste, no basta con “acumularlo y lanzarlos a los algoritmos”, necesitas saber que hacer con ellos y adaptarlos. Eso necesita un equipo de expertos detrás.

Calidad: los datos han de ser ciertos y útiles. O lo que es lo mismo han de tener la mínima cantidad de errores.

Esto hay que tenerlo en cuenta al procesar los datos. Según el método de recopilación puede haber errores al introducir los datos, al transcribirlos, malentendidos o directamente datos falsos. ¿Quién no ha mentido al rellenar un formulario?.

Relevancia: si tenemos muchos datos pero no podemos obtener conclusiones de ellos no nos sirven. Por desgracia es posible que durante la fase de recopilación de datos no se sepa muy bien cuáles son útiles o que surja una especie de “síndromes de Diógenes” de los datos y se recopilen todos los que se pueda. Como consecuencia asume que cuando usas una web o una aplicación todo lo que haces es recopilado.

Por ejemplo, saber el número de pie de todos los que entran a una tienda probablemente no nos resulte útil (quizás, si es una zapatería). Sin embargo lo que han comprado si.

Hay un tipo de datos especialmente valioso que sirve para cruzar entre varias fuentes. Un ejemplo es el número de teléfono móvil. Es un dato que no solemos revelar mucho de darlo al realizar compras por internet, encargos, rellenar formularios para tarjetas descuento, …. Sin embargo puede ser tremendamente valioso ya permite identificar al mismo individuo en distintas fuentes de datos y cruzarlas.

Variedad: de nada sirve tener muchos datos de gran calidad si pertenecen a una muestra pequeña de individuos. Es necesario tener muestras del mayor número de sujetos posibles.

Si los datos están sesgados el modelo también lo estará. Por ejemplo si obtienes los datos a partir de una aplicación de descuentos en el móvil estás dejando de lado a toda la gente que no use smartphones o no tengan suficiente soltura para usarlos o no quiera “instalar cosas raras” en ellos. Los datos de esas personas se vuelven más valiosos para completar el modelo. Quizás podría hacer un concurso donde se participe rellenando una papeleta con los datos personales.

Legales y éticos: es importante no recopilar datos que la ley prohíba recopilar o qué no sea ético hacerlo. Aunque es posible hacer trampas y usar proxys. Los proxys son datos que de forma directa o indirecta permiten “deducir” otros datos. A veces no son 100% exactos pero no importa los algoritmos pueden tolerar cierta cantidad de errores. Un ejemplo tan obvio que solo sirve como ejemplo sería no poder pedir el sexo pero si el nombre. Con el nombre se puede extraer el sexo en la mayoría de los casos. Hay veces que un proxy no es un solo dato sino varios.

Baratos: debido a la cantidad de datos necesarios es importante que obtener cada muestra sea barato. Eso puede condicionar el método elegido para recopilarlos e introducir sesgos.

Muchos datos que necesitan tratamiento manual son procesados por personas con sueldos bastante bajos.

Hasta este punto todo han sido costes. El modelo no dará beneficios hasta que empiece a usarse. Esto no es una justificación para no pagar por los datos, de hecho es probable que te hayan pagado en forma de descuentos, promociones, concursos. El problema es que no sabes que van a hacer con esos datos. ¿Y si se usan en un modelo que acaba siendo usado en perjuicio tuyo?

Una vez creado el modelo para obtener beneficio hay que usarlo. Para ello se necesita obtener tus datos para introducirlos al modelo y obtener un resultado. Lo que este resultado aporte al negocio (más conversiones a clientes, más compras, mejor servicio, ahorro de recursos y costes) es el beneficio que produce.

Cuando alguna empresa anuncie que ha desarrollado un sistema que le va a permitir ahorrar o ganar cantidades ingentes de dinero piensa que tus datos han sido necesario para ello.